desarrollo-directivo

Los 10 impulsos humanos que nos hacen sentirnos vivos

Autor 1 comentario

Brendon Bouchard es uno de los grandes de la motivación (él prefiere que le llamen “entrenador personal y  estratega especializado en alto rendimiento”). Fundador de la Academia para el Alto Rendimiento, autor de grandes éxitos como El ticket de tu vida, The Millionaire Messenger (nº 1 en las listas de The New York Times y USA Today), cada mes inspira a unos dos millones de personas a través de textos, vídeos y apariciones públicas.

Su cuarto libro, Recárgate. Cómo activar los 10 impulsos humanos que te hacen sentir vivo, es enormemente útil. Para tener una “vida recargada” (que no sea enjaulada ni acomodaticia), nos ofrece una guía pragmática para una “realidad más vital, colorida, emocionante y sensual”. Siguiendo los últimos hallazgos de la neurociencia, hay diez impulsos que nos convierten en humanos (y nos sirven para recargar nuestra energía).

¿Qué hacen las personas recargadas? Se muestran siempre abiertas y atentas al presente, siempre tienen el punto de mira puesto en el futuro, adoran los desafíos, sienten interés y conexión con los demás, son autosuficientes y actúan movidas por la creatividad.

Pero vayamos con los diez impulsos humanos.

  1. Los cinco impulsos básicos:

1. CONTROL: “Cuando no podamos encontrar estabilidad en el mundo, tendremos que crearla dentro de nosotros mismos” (Nathaniel Branden). ¿Cómo puntúas el control que ejerces sobre tu vida? Tres activadores: 1º Controla tu actitud y tu carácter (protege la calidad de la información que consumes, evita vampiros de energía, sé optimista, recuerda tu carácter al mundo), 2º Controla lo nuevo (el cerebro está programado para buscar novedades; no te estanques), para plantearnos novedades con regularidad. 3º Controla tu trabajo (menos del 20% de los trabajadores  en el mundo se sienten comprometidos), a través de la propiedad (implicación personal) y evitar distracciones. Haz un Memorando de productividad de una página para enfocar la jornada laboral: controla tu agenda.

2. COMPETENCIA: “Una persona que duda de sí misma es como un hombre que se alistara en las filas de sus enemigos y tomase las armas contra sí mismo” (Alejandro Dumas). 1º Activador: Evalúa y enfoca tu deseo de aprender (identidad futura, valor intrínseco, utilidad, coste de oportunidad, duración, control personal, conexiones y apoyo social, magnitud de confianza, recursos, autonomía). 2º Activador: Márcate un reto real, traza un plan hacia el éxito y busca orientación. 3º Activador: Integra el éxito en tu identidad. Como ejercicio, escribe lo que has conseguido en la última década.

3. CONGRUENCIA. “No te vendas. Eres lo único que tienes” (Janis Joplin). 1º Establece nuevos parámetros para ti (no te definas por lo que opinan los demás). 2º Establece un indicador de tu estado de ánimo (agradece, sal a comer con los amigos, escribe en el diario cada noche). 3º Mantente fiel a tu palabra.

4. CARIÑO. “La capacidad de sentir y recibir el cariño de los demás es una de las grandes fortalezas de los seres humanos”. Probablemente es el impulso que recibe menos atención. 1º Quiérete (mínimo de 7 horas de sueño diarias, come saludable, haz ejercicio 3 veces por semana, medita, bebe 6 l de agua al día). 2º Sé más vulnerable y acepta el cuidado y el cariño de los demás. 3º Muéstrate más cercano, interesado y atento con los demás (¿conoces los intereses de las 10 personas con las que más te relacionas?). “Si quieres volver a sentirte vivo, vuelve a sentir cariño”.

5. CONEXIÓN. “Todos queremos sentirnos conectados con quienes nos rodean”, porque el 10% de las personas más felices de la Tierra tienen en común que disfrutan de relaciones íntimas y vidas sociales ricas y satisfactorias. 1º Define y diseña tus relaciones ideales: familia, amistad, amor y compañeros de trabajo. 2º Practica la proyección positiva (“consigue aquello que buscas”). 3º Busca y cultiva “amistades de crecimiento” (¿quiénes son tus 10 amigos y con qué frecuencia les ves?).

B. Los cinco impulsos para el avance.

6. CAMBIO. 1º Piensa en lo que ganas con el cambio, no en lo que pierdes (“la gente no le tiene miedo al cambio, sino a sus consecuencias”). 2º Busca la claridad, piensa con ambición y sé audaz (“¿quieres cambiar tu vida? Recupera la audacia”). 3º Toma decisiones reales (afirma lo que quieres y no quieres, y actúa).

7. CHALLENGE (RETO). “Los cobardes mueren muchas veces. El valiente, solo una” (Shakespeare, Julio César). 1º Escoge retos que te llenen (un reto que pruebe nuestros límites, se pueda medir el rendimiento, podamos completarlo y compartir la experiencia). 2º Céntrate en el viaje sin temor al rechazo. 3º Plantéate retos mensuales a 30 días vista.

8. CREATIVIDAD. Brendon Burchard cita a dos buenos amigos, Richard Florida (Clase Creativa) y Daniel Pink (Una nueva mente). 1º Desarrolla la creatividad en todas las áreas de tu vida (en casa, en el trabajo, relaciones íntimas, amistades, ocio, contribuciones). 2º Estudia a las personas y las cosas (“sal a ver gente y a explorar mundo”). 3º Crea más, comparte más (el trabajo creativo es iterativo). “Comparte con el mundo lo que realmente eres”.

9. CONTRIBUCIÓN. “Nos ganamos la vida con lo que recibimos, pero construimos vidas con lo que damos “ (Churchill). 1º Dar de nosotros mismos.  2º Darte a algo (experiencias de contribución plenas de sentido). 3º Sé mentor, sé mentor, sé mentor.

10. CONCIENCIA. Brandon sufrió hace 20 años un grave accidente de coche en República Dominicana. Sobrevivió y lo llama su “billete dorado”. 1º Enfoca la conciencia (es “la percepción de un organismo de su propio yo y de todo aquello que le rodea”, Antonio Damasio): sé consciente de tus pensamientos, de tus energías físicas y emocionales, de tu comportamiento, de los demás, de tus progresos. 2º Trasciende la conciencia (el momento presente, la coincidencia, la intuición, el amor). 3º Vive con asombro.

El autor nos ofrece un 11º impulso, la Celebración. “El mundo, desde luego, celebrará tus esfuerzos. Presta atención. El destino te llama desde ahí fuera. Sé valiente y responde. Es hora de recuperar la carga”.

Un libro realmente práctico, un manual de instrucciones para recargar nuestras energías, para sentirnos más viv@s. Mi agradecimiento al autor y a quienes considera sus maestros, desde Víktor Frankl a Paulo Coelho (que, además, es buen amigo suyo).

One Comment

Entonces, ¿qué te parece?